Yacuiba: Salubristas del «Fray Quebracho» advierte huelga ante impago de salarios desde febrero

Yacuiba: Salubristas del «Fray Quebracho» advierte huelga ante impago de salarios desde febrero

Los médicos y el personal de salud del Fray Quebracho también exigen “el reconocimiento y cancelación del salario de mayo según el rol de turnos y firma de planillas de asistencia.

Unos 70 salubristas del hospital Fray Quebracho, designado como hospital COVID-19, se declararon en estado de emergencia y anunciaron que ingresarán a una huelga de brazos caídos desde esta semana si las autoridades no cumplen con el pago de sus salarios correspondientes a febrero, marzo y abril.

“Exigimos la cancelación inmediata de los salarios adeudados en febrero, marzo y abril al personal de salud que hasta el momento no ha percibido remuneración salarial, ya que el plazo solicitado por la AISEM para el pago de sueltos concluyó el 28 de mayo. Al no tener respuestas se tomarán medidas de presión”, señala el voto resolutivo de los salubristas.

El documento agrega que el grupo de más de 70 salubristas asumirá una huelga de brazos caídos sin descuidar la atención a los pacientes ya internados y realizará marchas pacíficas a partir del 1 de junio, desde las 00:00. No obstante, el coordinador de la Red de Salud, Fabián Audivert, informó el lunes que están en negociaciones para el cumplimiento de lo adeudado.

Los médicos y el personal de salud del Fray Quebracho también exigen “el reconocimiento y cancelación del salario de mayo según el rol de turnos y firma de planillas de asistencia, con la elaboración de un contrato firmado por la AISEM (Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico) y que el mismo sea efectivo a partir del 2 de mayo”.

Aunque el voto resolutivo menciona medidas de presión a partir del 1 de junio, también señala un plazo hasta esta primera semana de junio para obtener respuestas, antes de comenzar las movilizaciones. El Fray Quebracho es el hospital designado para atender los casos de COVID-19, que en las últimas semanas van en ascenso dentro de una tercera ola que pone en vilo al municipio, al departamento y al país.

En dicha asamblea extraordinaria participaron la secretaria regional de Desarrollo Social, Celinda Villarroel, y la directora regional de Salud, Irene Melendres. “Ellos tienen conocimiento pleno de la situación que atravesamos. Cabe aclarar que las anteriores autoridades y responsables (de la gestión de José Quecaña) también tenían conocimiento”, resalta el voto resolutivo luego de aclarar el estado de emergencia.

Todo el grupo tiene contratos de la AISEM, pero fenecieron el 1 de mayo; sin embargo, por la emergencia sanitaria y la gestión de autoridades, ellos continuaron con sus labores. La AISEM Tarija les informó de manera verbal que se dará continuidad a sus contratos, pero hasta la fecha no cuentan con respaldos escritos ni salarios./La Región del Chaco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *